Mejora tu golf empezando desde el hoyo 0

por | Feb 4, 2019 | Físico


El golf es un deporte en el que se descuida demasiado el calentamiento.

Aunque a priori pueda parecer que no es un ejercicio intenso, muchos jugadores se sorprenden al verse agotados o doloridos físicamente después de tan solo jugar 9 Hoyos.

La mayoría de jugadores que te dirían que suelen calentar antes de jugar lo que realmente hacen es practicar los golpes en el Driving Range, o en la zona de prácticas.

Cuando calentamos buscamos preparar el cuerpo para un movimiento o ejercicio por lo que usar el propio ejercicio para calentar, no tendría demasiado sentido.

Vamos a ver dos pautas simples para calentar específicamente antes de jugar al golf.  Si quieres aprender más ejercicios suscríbete a mi blog.

 

Activar el core para tener un swing potente

 

Comúnmente se denomina core a los músculos que rodean, dan estabilidad y protegen la parte baja de nuestra columna vertebral.

Es muy probable que esta sea una de las partes más débiles y menos trabajadas de tu cuerpo cuando debería ser justo lo contrario.

Sea o no tu caso, calentar y activar los músculos del core antes de jugar al Golf debe convertirse en un hábito.

Te voy a explicar un ejercicio muy eficaz, y un truco para cuando no tengas tiempo o se te haya olvidado el primero.

 

El Dead Bug

 

Deadbug I

 

Se llama así porque simula a los movimientos de un insecto cuando está boca arriba agonizando, pero no te dejes engañar es un ejercicio muy eficaz. 😉

Lo más importante en este ejercicio es prestar atención a la contracción del abdomen y controlar la respiración.

Mientras mantienes los lumbares pegados al suelo, debes bajar una pierna y el brazo opuesto sin perder el equilibrio.

Deadbug II

Esto tiene dos funciones, una es la de movilizar y las articulaciones del hombro y la cadera lo que además sirve de calentamiento.

La otra es que obliga a focalizarse en el abdomen para no separar la espalda del suelo o perder el equilibrio.

El siguiente paso, es volver a la posición inicial y repetir el movimiento con las extremidades opuestas.

Deadbug III

 

Y el truco para activar el core es…toser 

 

¿Toser?. Exacto, es conocido que entre muchos nadadores y otros deportistas es una práctica común para calentar el core.

Cuando estornudamos o tosemos los músculos del core se contraen para proteger las vísceras y la columna.

De hecho un síntoma de debilidad de la faja abdominal y el suelo pélvico es el dolor lumbar al toser o estornudar.

No te cuento esto para que hagas parte de tu rutina, porque creo que la garganta y las cuerdas vocales podrían acabar resintiendose.

Pero es bueno que sepas la conexión entre ambas cosas y puedas usarlo puntualmente.

 

Moviliza las articulaciones y juega seguro

 

Lo primero que debes tener claro es la diferencia entre calentar y estirar.

Debes calentar:

En este caso lo mínimo que tienes que hacer es mover y desentumecer todas las articulaciones del cuerpo, y buenas noticias. ¡No son tantas!

Una rutina básica que puedes asimilar es realizar diez giros hacia cada lado en cada una de las articulaciones. Tobillos, rodillas, cadera, muñecas, codos, hombros y cuello.

  • Calentar los músculos mediante activación de sus fibras. En este caso lo que debes hacer es repetir movimientos iguales o parecidos a los que haces en el swing pero de una forma controlada y suave.

El consejo del Caddie Master 

Mi consejo es que simplifiques, no quieras hacer muchas cosas por que al final puedes acabar no haciendo nada.

Admiro a la gente concienzuda que es capaz de crear y cumplir rutinas extensas y complicadas.

Pero si has llegado hasta aquí, imagino que seras como yo. Quien saca mucho más partido de la simpleza y la constancia.

Es preferible que solo hagas el ejercicio que te he enseñado pero seas constante. A que aprendas diez y solo los hagas cada dos meses.

“Más vale una rutina básica bien llevada, que una compleja mal llevada»