Es más difícil elegir bola de golf que golpearla

por | Nov 27, 2018 | Equipamiento

A la hora de elegir una bola de golf, es mejor no leer mucho porque corres el peligro de “volverte loco”.

Principalmente son los fabricantes de bolas quienes hacen un uso intensivo de palabras como: Spinbicapa, tricapa, Softsuper softsuper super super soft.

Pero, ¿de verdad estos juegos de palabras te van a hacer jugar mejor al golf?

Recuerdo una situación en la que un cliente me pedía una bola de dos capas, de cubierta resistente, pero núcleo blando y al final se  llevó  “una que le gustó de color rojo que estaba de oferta”

¿Qué quiero decir con esto?

Si me habéis leído en otros artículos, ya os habréis dado cuenta de que soy minimalista, me encanta sintetizar y relativizar.

Creo que es mejor tener las cosas claras, y ser constante con las decisiones que uno toma.

Así que vamos a ver lo que importa de verdad a la hora de elegir bola.

 

Elegir bola de golf por la distancia

 

La teoría dice, que las bolas duras, a igualdad de condiciones, vuela más que las bolas blandas.

Por eso los handicaps bajos idílicamente buscan las primeras, y los altos las segundas.

Cuando miras una caja, o publicidad de una bola y ves la típica “barra de potencia” que te indica la distancia o la dureza de una bola, te empiezan a asaltar las dudas.

comparativa-de-bolas

¿Exactamente cuántas yardas en el fairway son una o media rallita más?

Te lo diré, es puro marketing. Esta claro que al ser humano le encantan los gráficos y las barras, pero la realidad es que las diferencias de vuelo entre bolas blandas y duras (sin irnos a los extremos) es de entre un 2% y un 5%.

Osea que la rallita vale…para vender.

Hoy en día, los diseños de bolas tienden a ser mas homogéneos y una bola blanda puede ofrecerte una buena distancia y una dura un buen tacto.

Por eso, es mejor hacer los deberes antes y de ir a comprar, prueba bolas en el campo de practicas, tocalas, incluso hay quien las muerde para ver sus construcción.

Este ultimo consejo lo patrocina el dentista de mi barrio. 😉

 

Elegir bola de golf por el tacto

 

A medida que vas perfeccionando tus golpes, debes poner atención a los efectos, para mejorar el control de la bola.

Una bola blanda con muchos «hoyuelos» te va a permitir sentir mejor cada golpe. Pero como te he dicho antes, cada vez los diseños aúnan más las características.

¿Por qué no empezar por aprender a controlar la bola?

Compra unas cuantas bolas llámalas, blandas, de control,“de las caras” o como tu prefieras, pero úsalas para practicar, para coger destreza no para perderlas y para condicionarte cuando estas siendo competitivo con tus amigos.

Decide cuanto quieres pagar por tus bolas de golf

Hay dos tipos de compradores en cuanto a bolas de golf se refiere.

1. Los que solo miran el precio y no les importa ni la procedencia, ni el estado ni la marca y por descontado ni las características de la bola.

Compran bolas en una glorieta y juegan en un mismo día bolas duras, blandas rotas y de practicas sí hace falta.

2. Los que solo se dejan guiar por los grafismos de la caja, los datos los tecnicismos y los porcentajes.

Medidas de golf

Y cuando terminan de jugar, regalan las bolas porque a pesar de que la descripción era maravillosa, no se sienten cómodos con jugando con ellas.

3. Discúlpame, hay un tercero y ese es en el que quiero que te conviertas tu, (si aun no lo eres).

Los que tienen claro cuál el precio por bola que se pueden permitir, los que han practicado y probado varios tipos de bolas incluso yéndose a los extremos para poder diferenciar bien las características.

En definitiva, los que entran en la tienda y tienen claro que marca o marcas quieren y son capaces de saber si el precio es bueno o no.

 

El consejo del Caddie Master

 

Entiendo que el golf no siempre tiene que ir ligado a un alto nivel adquisitivo, puede que tengas que hacer verdaderos esfuerzos para pagar el greenfee o para comprar bolas.

Por eso las claves para poder aprovechar todas las bolas que encuentres en el campo, que alguien te regale o las ofertas que hay en el mercado son:

Aprender a distinguir y conocer el tipo de bola, solo con sujetarla en la mano.

Clasificar las bolas que tengas y usarlas para diferentes situaciones como por ejemplo para practicar el juego corto.

Hacer el calculo del precio de cada unidad, para así poder tener claro cuánto estas pagando aunque vengan en packs de 3, 12 o 36.

Si te ha gustado mi artículo, únete a mi lista de correo y te mantendré informado cada vez que haya una nueva publicación. Además podrás descargarte mi guía gratuita de entrenamiento físico para golfistas.