No permitas que el dolor de codo frene tu golf

por | Dic 3, 2018 | Físico

El dolor de codo es de esas lesiones que te pueden mantener meses e incluso años apartado de los campos de golf.

Es tan común entre golfistas y tenistas que ha adquirido sus propios nombres.

Tanto el “codo de golfista como el de tenista”, son lesiones que afectan al tendón que se inserta en el codo.

Por propia experiencia te diré que las lesiones que implican a fascias y tendones suelen ser muy persistentes.

La razón es que estos tienen menos capacidad de reparación que los músculos.

Por eso hay que tomarse muy en serio la recuperación.

 

¿Qué es el codo de golfista?

 

Para luchar contra tu enemigo debes conocerlo.

La diferencia básica que hay entre el codo de golfista (epitrocleitis) y el codo de tenista (epicondilitis) es que el primero afecta a la parte interna del antebrazo y el segundo a la externa.

A partir de ahí, todo son similitudes ya que los flexores y extensores son grupos musculares que trabajan juntos.

Es por esto mismo por lo que puedes sufrir las dos dolencias al mismo tiempo o ir alternando una y otra.

Ahora que estaba bajando el hándicap, ¿Porque a mí?

 

Las principales causas por las que puedes sufrir una epicondilitis o epitrocleitis son: 

  • Debilidad en los tendones, que en ocasiones se produce por una mala nutrición o deshidratación de los mismos.
  • Uso intensivo y repetitivo de los mismos, es obvio que para mejorar hay que entrenar y ya sabes que tirar tres cubos de bolas a diario es mucho repetir.
  • Excesiva tensión muscular. Precisamente el hecho de querer dar lo mejor de ti en cada golpe puede hacer que tensiones en exceso tus músculos.
  • Mala técnica de golpeo. Como ya hemos hablado en otras ocasiones cuando una parte de tu cuerpo no se mueve como debería, las demás pueden verse damnificadas.

 

¿Qué hacer para recuperar tu codo de golfista?

 

Una vez notes que algo va mal en tu codo, lo mejor es que pares.

Sinceramente no soy fan de los largos periodos de reposo, pero sí creo que parar pronto es clave.

Muchas veces duplicamos o triplicamos un daño inicial, justamente por no parar a tiempo.

Incluso corremos peligro de cronificar el problema, lo que suele complicar el panorama.

La alimentación es tu gran aliada

“Toda enfermedad comienza en el intestino”

Te puede sonar una exageración pero es una de las frases más célebres de Hipócrates que es el padre de la medicina moderna.

Para mantener tus tendones fuertes: 

  • Debes estar siempre bien hidratado. 

No se trata de vivir pegado a una botella de agua, simplemente toma conciencia de los líquidos que tomas. 

  • Busca alimentos con magnesio e inclúyelos en tu dieta. 

Te voy a dar un par de ejemplos que te pueden venir bien como snack durante el juego. 

El chocolate negro y frutos secos como nueces y almendras.

Suplementa tu dieta con cóctel de colágeno. Si bien es verdad que hay alimentos que ayudan a generar colágeno.

A ciertas edades una ayuda en forma de suplemento de colágeno que además suele venir acompañada de magnesio es una gran opción. 

Si has parado antes de que se produzca un gran daño y adaptas tu alimentación con estos nuevos truquitos hay grandes posibilidades de que la lesión remita.

 

Algunas pautas para volver a caer en el codo de golfista

 

Espero que tengas claro que entrenar es la mejor forma de mantener fuerte cada parte de tu cuerpo.

Como te cuento en mi guia de acondicionamiento físico para golfistas, la debilitación de las extremidades superiores por falta de entrenamiento es uno de los problemas más comunes.

Nuestros antepasados usaban la fuerza de sus brazos mucho más que lo hacemos hoy en día.

Ahora los maleteros de los coches abren solos, las puertas son giratorias y todo está pensado para requerir el mínimo esfuerzo posible.

 De ahí la importancia de entrenar al menos tres veces a la semana.

Tres claves para fortalecer tus brazos

Un hábito que puede fortalecer tus brazos de una manera fácil y sin mucho esfuerzo es colgarse.

No pretendo que vayas haciendo el mono por ahí, pero siempre que tengas a mano una espaldera, una barra o algo donde colgarte hazlo.

Te va a sorprender como pasas de aguantar solo unos segundos a pasar del minuto.

Colgarte tiene beneficios como: 

  1. Fortalecer el agarre
  2. Tonificar los músculos de los brazos.
  3. Mejorar los músculos de tu espalda y tu postura general.
  4. Descomprimir las vértebras.

Las bandas elásticas son posiblemente el equipamiento más barato y cómodo de transportar que existe.

Además las bandas suelen ser empleadas en procesos de rehabilitación por tener una resistencia constante, ser muy seguras y trabajar músculos estabilizadores. 

Trabajar los antebrazos con mancuernas. Los antebrazos son en muchas ocasiones los grandes olvidados en los entrenamientos.

Como se suele decir, “una cadena es tan fuerte como el más débil de sus eslabones.

 Entrenar brazo

 

Así que no sirve de nada tener unos hombros fuertes y unos bíceps bien formados si tus antebrazos no pueden soportar el peso al que los quieres someter. 

el consejo del caddie master

Aunque la lesión de codo tiene unos síntomas muy característicos, siempre debes visitar al doctor para que te diagnostique correctamente.

En muchas ocasiones los momentos que pasan antes y después de la visita al médico son claves, de ahí la importancia de lo que te he contado hoy. 

Si tienes la posibilidad de ir a un fisio, esto acelerará enormemente la recuperación y será indispensable en el caso de que ya se haya cronificado. 

No obstante, el último responsable de tu cuerpo eres TU, así que cuanto mejor conozcas tu cuerpo y tus dolencias, mejor sabrás lidiar con ellas.